lunes, mayo 26, 2008

Adicciones...

Igual que a un ludópata no le dejan entrar a un casino, deberían hacer algo conmigo y con las tiendas de música. Y el problema se ha agudizado en los últimos meses, desde que me he ido a vivir muy cerquita de una de esas tiendas antiguas de música en las que puedes encontrar prácticamente cualquier disco que se te ocurra...

Hace dos semanas, a Christina Rosenvinge le acompañaron Jack Johnson y Norah Jones. El sábado fueron los Waterboys los que acabaron en mis manos, y los que suenan sin cesar desde entonces en el coche, en casa, en el curro...

Y es que no puedo evitarlo... ¡necesito música para funcionar!


5 comentarios:

Beatriz dijo...

OOOOOOOOOhhhhh, qué buenaaaa! Me encanta!!!
Saludos!

Gummy dijo...

Oye, esta ya la he oido yo, no la pusiste tu antes?

Erdholiel dijo...

Para que luego digan que no se compran discos originales... Si tuviera dinero creo que yo también formaría parte de ese club, aunque prefiero la música en directo... si tuviera que elegir, en vez de discos compraría entradas para conciertos. :D
Un besote.

Lucas dijo...

beatriz: Me recuerdo bailando esta canción desde que era un mico, cuando mis tíos la ponían a todo volumen en su cuarto...

gummy: Cierto... ¡La puse! ¡Vaya memoria!

erdholiel: Por supuesto... ¡Gana la música en directo! De hecho, llevo buscando este CD desde que oi a los Waterboys en directo...

Gummy dijo...

Tengo memoria bastante aleatoria.
Me acuerdo de unas cosas y luego no hay forma de acordarme del nombre de la chica guapa que conoci el otro dia, o la que me han presentado cinco minutos antes!
Total, que lo realmente importante no se me queda.
Que desperdicio de recursos!;)