miércoles, mayo 28, 2008

Sorpresa...

Hace un par de semanas recibí un email de la hija de una de mis jefas. Aunque la conozco desde hace tiempo, nunca me había escrito un email, así que leí con curiosidad... El resumen del email:
Mis hermanos y yo estamos preparando una fiesta sorpresa para celebrar el 70 cumpleaños de mi madre, y nos encantaría que estuvieras.
Una vez que comprobé que la invitación había llegado a algún otro de mis compañeros (por aquello de no ir sólo), confirmé mi asistencia, pensando que le haría ilusión vernos allí a alguno de sus discípulos. El evento tuvo lugar el sábado pasado. Yo iba con pocas ganas, la verdad, pensando en quedarme un ratito y volver pronto a Guada... ¡Y llegué a casa a la una y media de la mañana!

Y es sorprendente que lo pasara tan bien teniendo en cuenta que, excepto los nietos de mi jefa (todos menores de 15 años), yo era el más joven de todos los invitados... Cincuenta invitados de los cuales más de la mitad me doblaban la edad y entre los que había antiguos amigos de mi jefa, sus hermanos, sus compañeras de bridge...

Y todavía no he decidido si me sorprende más el ritmo al que caían las botellas de vino, teniendo en cuenta la edad de los participantes en el evento, o el ver a las compañeras de bridge bailando el chiki-chiki, o la parte de la que una señora de edad respetable nos decía a los jóvenes eso de ¡haced un full-monty!...

¡Inenarrable!

1 comentario:

Beatriz dijo...

Ejjj que las señoras mayores no están muertas. Menudo show!!! Tuvo que estar genial. Yo tengo amigos de la edad de mis padres y me parto con ellos. Son divertidísimo, muy amables y le dan al codo que no veas! Y yo con fantas de naraja, jajaja.
Me alegro que lo pasaras bien.
Saludos!