domingo, mayo 25, 2008

Lluvia

Este fin de semana me ha dado unas cuantas historias que contar: un problema serio de adicción, una fiesta de cumpleaños surrealista y un viaje a Berlin en el horizonte son temas más que suficientes para las Cartas de esta semana...

Pero hoy es domingo y esta semana todavía no ha habido música en Cartas. Es domingo, está atardeciendo y llueve, combinación que, cuando no lo remedio, suele acabar sumiendome en un estado de melancolía.

Hoy voy a dejarme llevar... Me tumbaré en el sillón y dejaré que las ideas vuelen solas, mirando al techo, mientras los altavoces me arrullan con música tranquila... Incluso quizás, quién sabe, vuelva a coger el boli que duerme sobre la mesa y escriba alguna historia o algún cuento...

1 comentario:

Carlos Capote dijo...

Popper decía, con cierta ironía, que los peores momentos de las historia son también los mejores del arte. Aunque no sea el caso, ¡coge ese boli! ¡Cógelo ahora que tienes emociones con las que colorear tus historias!