lunes, diciembre 12, 2005

...

Estos días me levanto como un barco a la deriva, arrastrado por las olas... Extraños balanceos del ánimo... ahora arriba, dispuesto a comerme el mundo... ahora abajo, escondido para que el mundo no me coma a mi...

En la orilla me sorprendió la resaca y me ha llevado mar adentro y ahora, cuando estoy en medio de las aguas turbulentas, temo no saber nadar lo suficientemente bien, temo no saber llegar a puerto...

Acaba de salir el sol, ese sol que llevabamos treinta y ocho días sin ver... No calienta, ni calentará de nuevo hasta bien entrada la primavera...

Volverán los tiempos mejores... no me cabe duda... Mientras tanto, estaré en casa, calentito... Si te apetece, pasa y nos tomamos un café...

9 comentarios:

Andrea Recol dijo...

Uy soy la primera en entrar a tomarme un café contigo. Príncipe no estés triste. Aquí vengo yo a darte un besito y un poquito del calor de tu tierra...Recuerda una cosa: Esto también pasará....Besos y abrazos miles de Andrea

PD: Yo me he levantado hoy con un sol esplendoroso y gélido..pero mira, me he metido en el atasco de todos los días a las siete de la mañana y se me ha caído el alma a los pies. Si no es una cosa, es otra, la que nos angustia. Así, sólo pienso: "Esto también pasará". (No me acuerdo ahora como se llama el que dice esto) En fin da igual, ánimo!!

don tonino dijo...

Bueno Lucas, yo no voy a darte un besito como Andrea porque creo que ni te apeteceria a ti ni a mi, pero animate.
Me tomo tu café que está delicioso y ya sabes que tienes mi apoyo en estos momentos bajos.
Tira p'alante.

Gerthalas dijo...

¿Estás invitando a cafés y soy el último en enterarme? Pero esto qué es! Yo pienso entrar el primero!

Querido Lucas, te entiendo perfectamente. Hasta hace poco mi ánimo oscilaba entre luz y oscuridad, como tú te encuentras. Cada uno con sus preoupaciones, verdad amigo? Ahora esa irregularidad anímica ha sido sustituída por un estado de resignación perpetua, lo cual no sé si es peor.

Pero tendremos tiempo de hablar con ese café. Me contento con imaginarte a tí y a mí, en una mesa confortable, cruzando palabras y miradas a través del cálido humo que desprendan nuestras tazas.

Un fuerte abrazo y ánimo. Tras cada despiadada cima, siempre se esconde un relajante valle.

valentina dijo...

Aqui hace sol..y si buscas un rincocito..calienta..
Despues de tomarnos el café..te invito a unos rayitos de sol..del de Andalucía,que siempre tiene calor..
Besitos.

Puquichino dijo...

Venga ese café!!
Para bien, en este caso, siempre vuelve a salir el sol.
Ánimo

Puquichino (gracias por seguir visitándome)

chocolate dijo...

Son ciclos...

por cierto, podemos tomar chocolate? :$....

llevo los churros! :P

Susie dijo...

Humm, sol, vaya te mando un poquito? Aquí en Alicante, nos acompaña todoslos dias!

Hairanakh dijo...

No venden sol por Europa. Praga y Bruselas las encontré nubladas. Pero aquí te esperamos con todo lo que se puede conseguir en nuestro invierno.

Nos vemos pronto. Cuídate

judas dijo...

El mío con leche y mucho azúcar, que ya es bastante amargo todo lo demás.