viernes, diciembre 16, 2005

Dulce o salado...

Ayer entramos al bar, helados de frío y miramos la carta... Los dos teníamos algo de hambre...

¿A tí que te apetece? ... Mira, este pinchito tiene buena pinta... De acuerdo, ¿uno para los dos?... Genial, ¿y de beber? ¿cerveza como siempre?... La verdad es que a mi me apetece un café, pero con el pincho no pega demasiado... Pues pedimos Kaffee und Kuchen... Pero es que a tí te apetecía salado... Bueno, que me da igual...

Me miró y me dijo... Pero a tí, ¿que es lo que realmente te apetece?

... perdí una ocasión maravillosa de decirle... lo único que realmente me apetece es pasar un rato charlando contigo...

--------------------------------------------------

Una de las partes que más disfrute escribiendo en mi tesis doctoral fueron los agradecimientos... el recordar a todas aquellas gentes que convirtieron esa carrera de obstáculos en Aquellos Maravillosos Años... En algún lugar de aquellas dos páginas decía...

... y todos los que alguna vez habéis compartido conmigo una cerveza en un bar, una cena junto al fuego o un viaje a ninguna parte.

--------------------------------------------------

Pues eso... que cuando estás tú (o tú, o tú) al otro lado de la mesa, no importa si dulce o salado, si cerveza o café... Por eso, cuando leas esto quiero que sepas que lo único que me apetece es pasar un rato charlando contigo...

5 comentarios:

valentina dijo...

Compartir momentos es algo que no olvidamos...
Besitos.

Andrea Recol dijo...

¡Qué bonito es el amor! Cura todas las heridas.

Te quería decir, querido Lucas, que lo que nos rodea nos influye y si pasas muchas horas junto a tu jefe, normal que su estado de ánimo influya en el tuyo. No siempre se puede racionalizar todo, porque las emociones son muy fuertes, pero un buen truco para no sobrecargarte es separar los problemas. No acumular una cosa y otra cosa, que nada tienen que ver. Besos y abrazos de Andrea

don tonino dijo...

Lo mejor es decirle lo que realmente piensas.
Acertarás siempre.

Susie dijo...

Humm, eres facil de complacer Lucas, realmente te gusta algo que nos gusta a todos, compartir la mente y el corazón en una buena conversación, humm yo quiero brochetas je je je.

DINOBAT dijo...

Las cosas simples, las cosas simples, hay algún día aprenderemos los humanos...