martes, abril 10, 2007

ESRF

La última vez que escribí salía camino de la Sierra Norte de Guadalajara... Desde entonces, hoy es el primer día que saco un huequito para Cartas, escribiendo desde la Guesthouse del ESRF en Grenoble (Francia). Mañana toca madrugar mucho, pero no quiero acostarme sin contarte alguna cosilla, así que resumo...

Los días en Tamajón... increíbles. No los puedo describir con palabras, aunque quizás lo intente en próximos posts... Pero, ¿se pueden describir las sensaciones, los sentimientos?

Al final, vuelta a casa el domingo a comer, un día más tarde de lo previsto, y con el tiempo más que justo para deshacer la mochila, despedir a Óscar y Fati - chicos, ya os echo de menos - y hacer la maleta... Porque no se si te lo he contado, pero esta semana toca currar en el sincrotrón de Grenoble, en Francia. Y aquí estamos, tras 1200 km de coche y una escala en Barcelona, a las cinco aparcabamos el coche, a las cinco y cuarto dejábamos el equipaje en la habitación y a las cinco y media estábamos al pie del cañón, preparando todo para arrancar mañana a las ocho los experimentos, que durarán ininterrumpidamente hasta el domingo a las ocho... Si, 120 horas seguidas de experimentos...

Si lees Cartas desde hace tiempo quizás recuerdes que hace casi un año pasé una semana trabajando en BESSY, el sincrotrón de Berlin. El ESRF es muchísimo más grande y vamos a trabajar muchas más horas... así que seguro que habrá muchas más anécdotas que contar... En los huecos que deje el trabajo en la máquina, te iré contando.

¡Ah! Y si tienes dudas, curiosidad o preguntas, déjalas en los comentarios... Haré lo que pueda para contestarlas...

Me voy a dormir un rato, que mañana a las ocho... ¡comienza la aventura!

4 comentarios:

Carlos Capote dijo...

¿¡Vas a jugar con un sincrotrón!?No tengo ni idea de lo que es... pero ¡suena divertidísimo!

Mayte dijo...

Eso digo yo, qué es un sincrotrón?

Kotick dijo...

Me da envidia (sana) entrever tanta ilusión en tus palabras. Ojalá llegue yo a sentirla también alguna vez.
Sigue contándonos!
Que te salgan bien todos tus experimentos. Un abrazote.

elgaitero dijo...

un sincrotrón funciona como una honda y una piedra: En lugar de honda hay campos magnéticos y en lugar de piedra, partículas...
Tío, has estado en Tamajón? Avisa, ahí tengo yo un colega (el cura!), es un tío grande. Hicimos la ruta de las misas (sólo se puede hacer con un cura) y vimos todos los pueblos etiquetados 'de la arquitectura negra' (reclamo turístico).
bu potitossss