domingo, abril 15, 2007

ESRF (III)

Te cuento más cosillas sobre el trabajo en el sincrotrón. Los gastos del ESRF corren a cargo de 18 países europeos (España paga un 4% de los gastos anuales del sincrotrón y tiene dos líneas permanentes a su cargo). Cualquier investigador que trabaje en uno de esos 18 países puede venir a hacer experimentos aquí.

¿Cómo se consigue tiempo de medida?
Para poder hacer un experimento aquí, tienes que enviar una propuesta científica describiéndolo, además de decir en qué línea lo quieres hacer. Dos veces al año se reune un comité que evalúa las propuestas y reparte el tiempo de haz de los seis meses siguientes. Nosotros estamos en la línea ID8, donde es bastante difícil conseguir tiempo porque está muy solicitada... ¡Hemos tenido mucha suerte! En nuestro caso, la propuesta la escribió Daniel, de la Universidad de Bath... La idea del experimento era suya y las muestras mías... así que no fue difícil ponernos de acuerdo, aunque no nos conocieramos (de hecho, nos conocimos aquí el martes). ¡La Física hace amigos!

¿Quién hace el experimento?
Una vez que te conceden tiempo para el experimento, el ESRF te asigna como contacto local un científico que trabaja en la línea que vas a usar y que te ayuda a hacer el experimento. En nuestro caso el contacto es Peter.
El ESRF paga viaje, alojamiento y comida a tres personas... Es importante ser al menos cuatro porque hay que trabajar 24 horas al día, que el sincrotrón no para. Como no ha querido venir nadie de Berlin, se ha venido Manu a echarnos una mano con las medidas. ¡Que habríamos hecho sin él! Manu y Peter han medido por el día y Daniel y yo por la noche. Siempre dos en la línea, que hay cosas que hay que hacer entre dos.

¿Y la vida aquí?
El ESRF está junto al ILL (reactor nuclear para hacer experimentos de neutrones) en un recinto cerrado en el polígono científico de Grenoble. Nos alojamos en la Guesthouse y comemos en la cantina, dentro del recinto, así que llevamos desde el martes aquí metidos. La verdad es que cuando sales de medir a las nueve de la mañana, se agradece tener la cama a cinco minutos... Y el recinto es precioso, en mitad de los Alpes y rodeado por montañas...

Ahora, tengo el cuerpo hecho un lío... Desayuno antes de irme a dormir y ceno cuando me levanto... No se como lo voy a hacer mañana para acostumbrarme al horario normal... ¿Cómo lo hace la gente que trabaja en un turno de noche?

Anécdotas...
¡Quizás la cosa más curiosa del ESRF es que, como el anillo es tan largo, por dentro nos movemos en bici! Si... ¡por dentro del edificio! Hay unas bicis rojas que puede coger cualquiera para moverse de una línea a otra, para ir a la cafetería, a las oficinas... o para darse un par de vueltas al anillo a las tres de la mañana y evitar quedarte dormido (que es justo lo que está haciendo Daniel ahora)...

Quedan cuatro horas para que saquemos las muestras de la campana, recojamos y emprendamos el camino de vuelta a casa...

1 comentario:

Kotick dijo...

Menuda chulada! Anda que como tengas que decirle algo urgente al que está al otro lado del anillo ya puedes aplicarte en la bici!