domingo, abril 15, 2007

ESRF: the end

A las 7:30 acabábamos los experimentos... Reunión breve en el desayuno para discutir sobre los resultados y el trabajo futuro, recogida de maletas, controles de seguridad y despedidas...

A las 10:30 salíamos de Grenoble... Comida en Gerona y merienda en Zaragoza... y, por fin, estoy en casita tras 1200 km de coche (parte de ellos durmiendo mientras Manu conducía)...

Estoy reventado, así que me voy a dormir, que mañana volvemos a la batalla diaria... Ya te sigo contando en otro momento, ¿vale?

Buenas noches...

5 comentarios:

duli*du dijo...

Hola, me parece muy curioso el trabajo en el sincrotron (y que el sincrotron en si exista!!)...y tengo una curiosidad: el edificio es un anillo porque las particulas giran por ese anillo???

fdo: una de letras que no se entera de nada jeje

Carlos Capote dijo...

O sea que, explicado para mortales, un sincrotrón es una especie de lupa que te cagas de potente. Vamos que se ven hasta los átomos.

Tío ¿has estado viendo cosas a nivel atómico? Eso tiene que ser divertidísimo. Y ¿qué es lo que "devuelve" el sincrotrón? Quiero decir ¿devuelve sólo números, gráficos, estadísticas y cosas así?, o ¿se pueden ver (literalmente) los resultados?

fdo: uno de ciencias que tampoco se entera de nada

Gummy dijo...

¿No te han dicho nunca que el ESRF es una mariconada? ¿que lo que mola es el LHC?

Lucas dijo...

duli*du ¡Sí! Los electrones giran por un tubo en forma de anillo dentro del edificio... Por eso tiene esa forma...

Carlos Pues es algo así, si... Pero por lo menos en el caso de la línea en la que yo he trabajado, no se ven los átomos (hay líneas que sí). Nosotros estudiamos lo que le pasa a los átomos de manera indirecta. Enchufamos rayos X con una energía tal que sólo afecta a un átomo concreto y vemos lo que le pasa a los rayos X al reflejarse en el material.. ¿Te lo cuento despacio en el café de la semana que viene?

gummy Seguramente... pero es que con el LHC no me dejan jugar aún...

santamaria dijo...

Me alegra saber que todo va bien
Un saludo