miércoles, enero 17, 2007

Cartas

Hairanakh escribe poco... pero lo que escribe, al igual que lo que dice, nunca me deja indiferente.
Hace meses dejó entre uno de sus textos este párrafo:
Si, como yo, un día decidieron comenzar a escribir un blog, léanse en sus orígenes. Recuerden sus primeras declaraciones de intenciones. Y, sobre todo, recuerden por qué las hicieron. Si aún no han caído en las redes de la blogocosa (su salud tal vez se lo agradezca), busquen en sus cajones algo que escribieran hace años. Un ensayo, una redacción del colegio (no importa que haya pasado mucho tiempo), una lista de buenos propósitos, una carta de amor. Recuerden cómo pensaban, qué sentían, con quién se relacionaban, adónde querían llevar su vida. Tal vez aún estén a tiempo de cumplir sus sueños. Ya lo creo.
Durante semanas, e incluso meses, evite esta propuesta... Me daba miedo, pánico, recordar, remover en el cajón de la memoria... El otro día me atreví... Empecé por el principio y, despacio, muy despacio, me leí todas las Cartas, una por una... Estaba solo en casa y lloré, reí y extrañé muchísimo a gentes y lugares. Leí Cartas y comentarios, leí entre líneas y me asusté de todo lo que las Cartas dicen sobre mí, sobre mi vida y mis sentimientos... Ha sido una vuelta dura al pasado, vista desde el presente... No soy el mismo que empezó el blog, ni mi vida es la misma, ni mis ideas... Ni siquiera sé si, como decía hairanakh, estoy a tiempo de cumplir mis sueños, porque ahora mismo no tengo claro donde quedaron mis sueños...

Desde entonces no he escrito más Cartas... aunque no he dejado de escribir. Ha vuelto la melancolía que creía desterrada... o quizás nunca me dejó del todo... ¿No eras tú el que me decías que soy demasiado melancólico?

Hoy me apetecía explicarme a mi mismo el por qué de estos silencios, de estas pausas sin Cartas... por si acaso dentro de otros dos años o tres, de nuevo hairanakh me propone otra vuelta al pasado... Aunque, eso sí, las Cartas de este último año y medio tardaré muchísimo tiempo en volver a leerlas...
____________________________

Quizás a veces sea bueno hacer caso a Sabina...
En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver
____________________________

Una disculpa para Sandra: Te dije que me pondría con las Palabras con Fundamento, y me he puesto dos veces... Pero no me sale dejar por aquí cachitos de mi y, una vez escrito el post, lo borro... Lo siento... Pero lo tengo en mente y quizás algún día encuentres las Palabras por aquí...

3 comentarios:

unjubilado dijo...

Yo busqué mis cartas, amorosas en algún caso, a familiares y amigos en otros, incluso un diario que fuí haciendo en la mili, pero todo lo había destruido. Por fin localicé alguna que otra foto que sabía que tenían que estar en casa y las voy publicando, he cambiado mucho, pero no en lo sustancial, por ello no ve avergüenzo de lo que fuí y de lo que soy.
Un saludo

Valentina dijo...

Yo cuando me leo, me veo justo en el mismo lugar en el que comenzé...me parece que no me he movido..a mi alrededor han cambiado muchas cosas, pero dentro de mi todo esta en el mismo sitio.
No sé que hay detrás de la puerta, de momento he decidido..aguantar como sea en el lugar donde estoy..no sé si es lo acertado, pero no tengo valor para nada más.
Besitos.

Mujer de mediana edad dijo...

Alguna vez, muy pronto, miraras y sonreiras, a lo mejor solo media sonrisa y esta tenida de tristeza. Sonreiras por lo vivido y te gustara tu futuro.