martes, agosto 11, 2009

iBerkeley

Mi primera sorpresa fue al entrar en la sala de ordenadores del lugar donde trabajo... ¡Todos son iMac! Entonces me fijé y vi que todos los investigadores americanos de este lugar llevan bajo el brazo un MacBook. ¿Será cosa del LBL?

Pero no, si miras por la calle, todo el mundo escucha música con un iPod. Los hay de todos los colores, sabores y tamaños... pero siempre iPod. Y los móviles, te puedes imaginar... Aquí, el que no tiene un iPhone, es que es extranjero!

Así que yo, tal y como están las cosas, cambiaría el nombre a la ciudad... Porque iBerkeley queda mucho, mucho mas cool!

1 comentario:

amigoplantas dijo...

En cambio por estos lares la manzanica de marras en los ordenadores ¡solo se ve en las pelis!