miércoles, febrero 25, 2009

Proyectos...

Lástima que el día sólo tenga 24 horas... y que cada semana tenga sólo 7 días...

Vivo desbordado, sin poder dar respuesta a todos los proyectos que surjen por el camino. Pero el desbordamiento, curiosamente, no me produce agobio, sino simplemente ganas y más ganas de hacer cosas...

... en lo laboral porque las cosas van saliendo, porque surjen ideas nuevas, porque estamos disfrutando de lo lindo en el labo, porque tengo los mejores compañeros de trabajo que se pueden tener, porque puede que lidere mi primer proyecto con empresas...

... en lo creativo porque en breve grabaremos nuevas canciones, porque los cuentos siguen fluyendo al papel, porque espero que el nuevo blog nazca en breve...

... en lo personal porque mi familia, a pesar de todo, sigue siendo divertidísima, porque mis amigos convierten el tiempo libre en algo maravilloso, porque he vuelto a hacer deporte y me siento mejor, porque siguen surgiendo nuevos retos, dentro y fuera de IO, que hacen que las neuronas también hagan mucho ejercicio, porque hay viajes en el horizonte...

... y por supuesto... por ti... pero eso ya lo sabes :)

Y ahora, que no pare la música. ¡Bailemos al ritmo de nuestros sueños!

2 comentarios:

BEGO dijo...

¡¡Lucas¡¡

¡¡Qué alegria verte inmerso en tantos proyectos¡¡

No te olvide de que tienes una fondue que poner en cabeza en esa lista.

Un besote

BEGO

Luisja dijo...

Viejo amigo, hay dos cosas que te definen desde el principio de los tiempos, una es la inteligencia
- ¿Cómo era tu amigo Lucas?
- Joder, muy inteligente.
La otra tiene que ver con esa capacidad tuya para hacer frente a muchos proyectos a la vez, creo que siempre con éxito. Y cuando más hasta el cuello estabas, te metías en otro fregado. Quizá de lo primero no tengas la culpa, la inteligencia viene a ser un poco como la belleza, y viene de fábrica, aunque se pueda modelar un poco; pero de lo segundo, de esa capacidad para hacer mil cosas a la vez y no dejarlas todas a medias, de eso sí tienes tú la culpa. Que nunca te sobre el tiempo, porque no lo perderías.
P.D. Lo prometido es deuda, leí por completo tus cartas, una vida intensa. Un abrazo, viejo amigo.