viernes, enero 09, 2009

Incomunicado...

Después de una hora y media intentando salir de la ciudad, he dejado el coche aparcado en el polígono industrial y mi hermano y yo nos hemos vuelto a casa andando bajo la nieve...

Después de que él haya pasado un invierno en Munich y yo en Berlin, está situación no deja de sorprendernos. Hay lugares donde nieva todo el invierno y no pasa absolutamente nada y lugares donde una nevada de tres horas colapsa completamente la ciudad y hace que se corten todas las carreteras y autopistas que la comunican con el resto del mundo.

Así que hoy me quedo en casita. Aprovecharé para recoger un poco, para pasear bajo la nieve, que me encanta, y para hacer fotos, ¡que la ciudad está preciosa!

7 comentarios:

Carlos Capote dijo...

Estos días he estado en Tenerife y he flipado un poco. Todos los días en plan manga corta calorcito. Salvo el 5 de enero, que chispeó un poquito. ¿Sabes cuando caen un par de gotas pero ni te enteras hasta que alguien te dice "está chispeando"?

¡Pues suspendieron la cabalgata de los Reyes Magos! Y, por si fuese poco, la gente se quedó en sus casas esperando "que todo pasase". Vamos, que nos nieva en Canarias y dedicamos el presupuesto autonómico a construir búnkers por si vuelve a pasar.

¡Nos vemos el lunes!
(o cuando pudas salir de Guada)

Carlos Capote dijo...

Por lo visto está bloqueada media España. ¡Qué País!

geminisdespechada dijo...

ya te digo, tenemos el record en histerismo.. pero me dejan salir antes del trabajo, bien!!! :)

Beatriz dijo...

Pero no me digas que no estaba bonita Ciudad Universitaria!!! UUUUooooohhhh, todo el mundo haciendo muñequitos de nieve, y tirándose bolas. A mi me ha encantado.
Queremos ver esas fotos!!!

Rodros dijo...

Te acuerdas de la escapada a Wolfsburg?
Abrazos

Lucas dijo...

¡Claro que me acuerdo de lo de Wolfsburg! Para los que no conozcais la historia, una tarde alquilamos un coche en Berlin para hacer una excursión a Wolfsburg. Al día siguiente, el de la excursión, amaneció toooooodo nevado (como aquí el viernes, vamos). Dos llamadas de teléfono y el plan siguió adelante. ¡Ida y vuelta sin problemas! Y excursión para enmarcar.

¡Si Berlin se colapsara tras cada nevada...!

Anónimo dijo...

Si es que no estamos acostumbrados ....
Dios da mocos al que no tiene pañuelo ocomo se dice en mi familia "Dios da mocos al que no tié pañuelo" jeje

RSG