lunes, diciembre 15, 2008

Desorden...

Ayer tenía un relato escrito, pero tropecé con el papel y las palabras cayeron al suelo. Recogí las palabras caídas y las ordené en un nuevo folio en blanco. Como no podía ser de otra forma, salió un relato de sentimientos desordenados...

Luces extrañas en la oscuridad, traspasando sombras e imágenes. Pensamientos reflejados en el fondo de los vasos, con extraños brillos de ron en la mirada. Sonrisas de silencios perdidos, pensamientos y soledades incomprendidas, compañías escondidas bajo las faldas del deseo, anhelando calor bajo las frías sábanas del invierno gris.

Sonrisas que se cruzan y miradas que se desean en silencio, silencio susurrado y compartido entre los temblores de los pensamientos y los gritos de las manos separadas, que no consiguen romper el frío muro de las inseguridades. Almas bailando un vals susurrante, arrastrando los temores por el suelo de cristal, elevando los miedos hacia las alturas, al desconcertante ritmo de los violines.

Tiré los dados pero la suerte no estaba conmigo. Recogí mi abrigo, abrí la ventana salí fuera, al frío de la oscuridad, donde me esperabas tú, o quizás solo tu sombra. Luces extrañas en la oscuridad.

Recojo tranquilo los besos que no di y guardo en el cajón los abrazos no recibidos, que quedaran bajo llave esperando mejor ocasión. Sonrío al presente y al futuro porque hoy, más que nunca, sé que es posible ser feliz...

Me descalzo y dejo que las sábanas arropen mis pensamientos y mis sueños...

1 comentario:

Beatriz dijo...

Jo, que tienno... Me ha gustado que has podido transmitir sensaciones...dejo que las sábanas arropen mis pensamientos y mis sueños... ;-)