jueves, octubre 09, 2008

Póker

Basado en una idea de Carlos

Al final, enamorarse es como una extraña partida de póker en la que nadie descubre su juego, todos van de farol y alguno juega con cartas marcadas. Como en el póker, a veces se juega en lugares cargados de humo, con vasos de whisky sobre la mesa y folk americano de fondo.

Igual que en el póker, nadie descubre sus cartas, ella no sabe que te gusta, tú no sabes a quién le gusta a ella, ella desconoce - aunque no siempre - a quién le gustas tú y tú sueles saber, por desgracia, que tu mejor amigo también sueña con ella.

Eso me decía Carlos un día... Aunque después de darle vueltas no lo tengo demasiado claro. Yo creo que más que póker, es como una partida de mus... porque en el póker no hay señas falsas.

¿Alguién más opina que Carlos y yo pasamos últimamente demasiado tiempo juntos? :P

4 comentarios:

Erdholiel dijo...

:D sí, puede que paseis mucho tiempo juntos, pero estoy de acuerdo en que es como una partida de cartas... eso es lo que hace la vida interesante. Sí ganas el juego los dos tan felices y contentos... y si no, se vuelve a jugar otra partida y listo.
Un besote.

Gummy dijo...

Yo no lo creo.
Dido que se pueda pasar demasiado tiempo contigo o con carlos.
Creo firmemente que por fin habeis llegado a la conclusion logica de que el "juego de la seduccion" es una mierda. Que si fuesemos todos mas claros todo iria mejor.
Yo voto porque es como el poker. Porque apuestas y puedes perder quedandote con cara de tonto, mientras q en el mus lo mas que pasa es que los otros ganan, pero todos se van con una sonrisa.

Carlos Capote dijo...

¡Pues no hace tiempo que te solté la teoría del póquer ni nada! Una de dos: 1) o tienes una memoria de elefante 2) o las apuntas en un cuaderno para escribirlas más tarde.

No conozco (creo) a Erdholiel pero en parte tiene razón. Juegas y, si sale bien, todos contentos; y si no, a jugar otra partida. Aunque, por otro lado, ¿por qué hay tan poca gente que juegue al póquer descubierto? ¡Con lo que mola!

Beatriz dijo...

Que razón tienes...y todo el mundo mirándose... qué cosas eehhh.
Saludos!