domingo, junio 01, 2008

Strandbar

Ayer vi ponerse el sol sobre los tejados de Berlin, con una cerveza en la mano y los pies hundidos en arena de playa, apoyado en la barandilla de la quinta planta del parking de un centro comercial.

Berlin nunca dejará de sorprenderme... Acabó de regresar y me muero por volver...

5 comentarios:

cris dijo...

Vuelve pronto

Beatriz dijo...

Y las fotos?, dónde están las fotos? Joer, que envidia, yo quiero irrrr :-( Tengo mono de viajar (no me refiero a una prenda de vestir, jejeje). A ver si este veranito me escapo a algún lado. Mientras, me pongo pesada y pido fotoooossss!
Saludos!
P.D: me has traído algo?eh, eh, eh.

Lucas dijo...

cris: ¡Eso seguro!

beatriz: Ya te dije que leí tu comentario tarde y no te he traído nada... Pero para el próximo viaje, si me lo recuerdas, seguro... ¿Un Ampelmann? ¡Ah! Y si sigues con mono de viaje... ¡vente! :)

Gummy dijo...

Que chulo!
Yo no conozco Berlin... puedo ir yo tb? eh? eh? eh?

Lucas dijo...

gummy; ¡Por supuesto! ¡Quedemos todos en Berlin!