lunes, mayo 19, 2008

Sueños...

Al ver que mi sueños no se cumplían, dejé de creer en ellos...

Ayer, antes de que cayera el telón y los aplausos llenaran la sala, alguien dijo que quizás el problema esté en que dejamos de creer en los sueños y, justo por eso, dejan de cumplirse.

Ayer tuve una ración genial de risas y sueños... Si eres un treintañero como yo, vives cerquita de Madrid y aún no has visto Espinete no existe, date prisa, que en breve sonarán los últimos y más que merecidos aplausos en el teatro Gran Vía. Estoy casi seguro de que no te defraudará...

2 comentarios:

Beatriz dijo...

Cuándo termina? quiero ir antes de que se acabe... pero con los exámenes no puedo. Aiiinnnsssss.
Me han dicho que está muy bien, que es muy divertida.
Saludos!

Lucas dijo...

beatriz: No recuerdo cuando termina, pero creo que no le queda mucho... De todos modos, ¡escapate en un huequito, que solo dura hora y media!

¡Ánimo con los exámenes!