miércoles, abril 16, 2008

Chocolate

Imagino la vida como una inmensa tarta de chocolate... Quizás sea el momento de dejar a un lado los miedos, de dejar de pensar si engorda, de salir corriendo hacia la cocina, coger la cuchara más grande que encuentre y empezar a comerme la vida a grandes cucharadas...

(reflexiones estúpidas en un miércoles de poco ánimo y mucho sueño)

Antes de que Carlos diga nada... el chocolate, de comercio justo, por supuesto...

3 comentarios:

Rodros dijo...

Jo, no me hables de comida hoy... ah que no era de comida de lo que hablabas?? :)

Ya sabes dónde hay un gran trozo de tarta de chocolate!! Y entra mejor si se riega con cerveza!

Erdholiel dijo...

¿Tienes otra cuchara para mi? Es que llevo tiempo comiéndomela a bocaos y me estoy poniendo perdida...
Un besito grande.

Beatriz dijo...

Ummm, la prefiero de nata y fresa y si se puede compartir mejor que mejor, así mis michelines no se sentirán tan culpables.
Saludos!