jueves, enero 17, 2008

Mi semana...

Un viaje relámpago a Zaragoza para una reunión, un día completo de medidas en el ISOM, un par de seminarios, un capítulo de un libro, tutorías, corrección de prácticas...

Desde hace tiempo mis semanas laborales estiran y estiran las horas, para intentar llegar a todos los sitios y cubrir todos los frentes. Hasta ahora, tenía la sensación de que era mucho trabajo para nada... Pero parece ser que las cosas empiezan a cambiar...

... porque en Zaragoza hemos encontrado una gente que nos entiende, con la que trabajar va a ser muy divertido
... porque en breve empezaremos a hacer resonancia magnética con nuestros marcadores en un hospital, lo que quizás signifique que estamos un poquito más cerca de obtener resultados razonables
... porque los alumnos parece que han aprendido cosas y que están razonablemente contentos de cómo han ido las prácticas
... porque estoy aprendiendo muchísimo, sobre todo, de la gente que me rodea

Y es que, a pesar de los horarios infinitos, de lo poco que ganamos y de la dificultad de conseguir un contrato indefinido... me encanta mi trabajo.

1 comentario:

Beatriz dijo...

Pues síguelo disfrutando!!!
Saludos.