martes, abril 24, 2007

Cansancio

Dos días han pasado ya desde que terminamos de descargar el camión de material en la sede y nos íbamos, hechos cachitos y con una sonrisa enorme, a tomar unas cervezas... Hace mucho tiempo que no me sentía tan cansado... Todavía me duelen los huesos y tengo mucho sueño atrasado... Pero ha merecido la pena...

Fin de semana de cargar y descargar camiones, montar stands, hablar con la gente, informar, pedir firmas, responder preguntas, vender camisetas, echar manos aquí y allá... Sentirme parte de un gran equipo con muchísimas ganas de darlo todo, de luchar por otro mundo mejor y posible, un equipo sonriente, feliz... A pesar del cansancio, la tensión, los agobios, sólo ha habido sonrisas, bromas, buen rollo... Desde que me incorporé a este equipo no he dejado de aprender, de crecer, de ver el mundo de otra forma, de disfrutar... Ójala les conocieras... Son, sencillamente, increíbles...

Miles de personas pasaron por la plaza de Santa Ana que nos dejaron casi 3000 firmas pidiendo el 0.7%, que agotaron en pocas horas todas las bebidas de Comercio Justo del bar, que compraron cosas o dieron dinero, mucho dinero, que ayudará a financiar proyectos, que preguntaron, charlaron con nosotros, se interesaron por lo que hacermos... Niños que jugaron, leyeron, bailaron... Artistas en el escenario y fuera de él... Gentes que hacen que nuestro trabajo de voluntarios tenga sentido...

El domingo fue realmente un día grande, una gran fiesta... un Día para la Esperanza...

5 comentarios:

Rodros dijo...

Gracias por haber estado ahí!

Carlos Capote dijo...

No me gusta mucho lo de contar firmas porque me da la sensación de que se convierten en meros números lo que en realidad son acciones individuales de movilización, todas ellas singulares, personales. No obstante, he de reconocer que es muy útil hacerlo con cierto método. Ayuda a evaluar la implicación de la gente y, por tanto, a diseñar mejores programas de sensibilización y movilización.

Este fin de semana íbamos con nada menos que 3 campañas. 1) Pedíamos a los candidatos a las próximas elecciones municipales y autonómicas de Madrid que se comprometiesen a destinar un 0,7% de sus presupuestos consolidados a ayuda al desarrollo (además de exigirles que cumplan algunos criterios de calidad en cuanto a la distribución de esa ayuda). 2) Pedíamos a los responsables de elaborar la futura ley española que establecerá controles al comercio de armas, que la ley no sea un colador. 3) Pedíamos a Novartis que retire la demanda por la que intenta impugnar la ley india de patentes, que permite a India (popularmente conocida como la Farmacia del Tercer Mundo) ser el país que más medicamentos genéricos fabrica y exporta a países del Sur.

Dicho todo esto, ahí van los resultados:

2878 para el 0,7%
308 para la ley de armas.
454 para Novartis

En total: 3.640 firmas

Todo un record de participación.
Gracias Lucas por estar ahí, tu colaboración fue fundamental.

Lucas dijo...

Rodros: A ti, por los ánimos de ahora y siempre...

Carlos: Discrepo en parte contigo (pero sólo en parte :D). Firmar es una acción individual, pero una recogida de firmas basa su fuerza en el número de gente que firma, ¿no? Por eso, reconociendo que cada firma, cada adhesión es singular y personal, me parece imprescindible cuantificar el apoyo conseguido.

Por lo demás, coincido contigo: un record de participación, pero no sólo en cantidad, sino quizás también en calidad de las firmas. La gente no sólo firmaba: preguntaba, quería información y en general, se implicaba más que otras veces (o esa sensación me dió). ¿Cómo lo ves tú que fuiste el que realmente estuvo al pie del cañón)?

Kotick dijo...

Cansancio...con regustillo a satisfacción. Es una droga de la que cuesta quitarse! Un abrazo.

Gummy dijo...

Es lo que tiene el DE, lo sabemos todos.