lunes, mayo 29, 2006

Respuestas...

Cuelgo el teléfono y miro por la ventana. Ya es de noche. Noche de sábado especialmente tranquila y silenciosa... Sólo se oye la lluvia a través de la ventana entreabierta.

No se por qué, pero a medida que se acerca el final, o el principio, la salida o el regreso, vuelve esa sensación que creía alejada... El vértigo de los días pasados ha vuelto. Desde hace una semana, quizás dos, me cuesta más dormir... Desde hace días me vuelvo a preguntar lo mismo, lo mismo que me preguntó mi madre, preocupada, tres días antes de venir a Berlin.
¿Hijo mío, realmente merece la pena el esfuerzo?
Y mi respuesta es la misma, aunque quizás suene cada vez un poco menos convincente:
No lo sé, mama, no lo sé... Pero es lo que me gusta hacer y, al menos, voy a intentarlo...

7 comentarios:

valentina dijo...

Si es lo que te gusta hacer...habrá merecido la pena, seguro que sí..
Besitos.

don tonino dijo...

Espero que cambies el titulo del blog pero podamos seguir leyendo tus reflexiones.

UnderPressure dijo...

Pues casi cinco años despues, en mi caso no te puedo decir si ha valido la pena o no. Esta claro que profesionalmente si: se aprenden idiomas, tengo un trabajo mejor que el que podria estar realizando ahora en Malaga, con mas posibilidades, tengo piso (dudo que en España como esta el tema de la vivienda lo tuviera..). Pero personalmente, no: aqui tengo a Mille y para de contar, amigos los justos. Y como decia Battiato, los hermanos crecen y los padres envejecen, y nosotros les vemos unas semanas al año.

No se decirte, sinceramente, si vale la pena o no.

Anawin dijo...

Lo que dicta el corazón no tiene que ser causa de arrepentimiento alguno. Abrazos.

unjubilado dijo...

El que merezca la pena o no, eso dependerá de tí mismo, seguro que si es, un plazo relativamente pequeño si que habrá merecido la pena, si es muy largo, tendrás que valorar muchas cosas, pero nunca te arrepientas de algo que has hecho con convicción.
Un saludo

Cris dijo...

no vale la pena, lo que vale es la alegría...

UnderPressure dijo...

En Dinamarcar las temperaturas en otoño, si hablamos de octubre rondaran los 5-10 grados, y si en noviembre, entre 0 y 5. Es, yo creo, algo parecido a Alemania.
Ya quedaremos para unas cervecitas si venis, seguro.