viernes, agosto 12, 2005

Dios los cría...

Dios los cría y el viento los amontona dicen los argentinos...

Hace tres semanas el jefe dijo: Estoy pensando en poner a un técnico a trabajar directamente contigo. No me quedó claro si es porque piensa que soy un poco incompetente o porque, ahora que mi compañero de fatigas abandona el laboratorio, ha descubierto que yo solo no llego a todo. El caso es que me hizo mucha ilusión porque siempre me ha gustado más trabajar en equipo que yo solito. Además, mi relación con los técnicos del Instituto es muy buena, excepto con una chica joven alemana, que todavía en cinco meses no me ha dirigido la palabra.

El jueves pasado, Dhar me confesó: El jefe ha dicho que va a poner a una Lady a trabajar con nosotros. Bien... no cunda el pánico... puede no ser ella. Hay muchas técnicos aquí. No puedo tener tan mala suerte.

Ayer, lunes, por fin la destinaron a mi máquina (M2) y era ella... y descubrí por qué no me dirige la palabra. De los siete técnicos, siete, que tenemos en el grupo, han decidido que trabaje conmigo la única que no habla inglés.

¿Querrá el jefe que yo aprenda alemán? ¿O será cierto que Dios los cría...?

4 comentarios:

Hairanakh dijo...

Es un buen momento para usar el universal lenguaje de los gestos ;-) Y para aprender alemán --lo digo yo antes de que venga Marta a decírtelo ;-)

Lucas dijo...

En dos meses, no va a haber quien me gane al Pictionary!

chocolate dijo...

pobrecillo! bueno, da igual, eso te pasa por creer que es una antipática ;)

Marta dijo...

ja ja, era justo lo que quería decirte! lo que te dijo Hairanakh! eres telepático? ja ja

no, en serio lo otro que quería decirte es que quizás, la chica es muda, no has barajado esa posibilidad?